La capacidad del Purgatorio

Por Martín Cristal

Geométricamente, el monte del Purgatorio es la contrafigura perfecta del Infierno: de aquella concavidad cuyos escalones se abismaban en las tinieblas, Dante y Virgilio pasan a transitar por las cornisas de una elevación que alcanza las alturas del paraíso terrenal. En la Comedia leemos (Purgatorio, VI, 40-42):


La cima, de tan alta, era invisible
Y aún más pina la cuesta que la raya
Que une el medio cuadrante con el centro.

_______
Lo sommo er’alto che vincea la vista,
e la costa superba più assai
che da mezzo quadrante a centro lista.

Según Martínez de Merlo, esto indica que la ladera del monte tiene una inclinación mayor a 45º (Pina: “mojón cónico”). Con la ayuda del programa Swift 3D, conseguimos realizar el siguiente esquema (hacer clic sobre la imagen para ampliarla):

Ampliar la imagen para ver en detalle la estructura
del Purgatorio de la
Divina comedia.

 

De estas y otras dimensiones explicitadas por Dante —así como del hecho de que la montaña del Purgatorio es la exacta contraparte del foso infernal—, se desprende que las capacidades de los círculos del Infierno y del Purgatorio para un mismo pecado no concuerdan. En el foso del Infierno, los círculos más grandes son los de los pecados más leves, y los círculos menores los de los más graves; en la montaña del Purgatorio, es justo al revés: las cornisas más amplias son las de los pecados más graves, que quedan abajo, lejos del Paraíso; las de los pecados más leves son más pequeñas y quedan arriba, más cerca del Paraíso.

Se comprende, claro, que en el Infierno haga falta una gran capacidad, ya que allí se concentra toda la humanidad que vivió antes de Cristo (no sólo en el Limbo, hay que recordarlo); respecto de los demás círculos infernales, y considerando también la organización del Purgatorio, uno estaría dispuesto a pensar que el Dios cristiano sabe que habrá más hombres que caigan en los pecados de incontinencia sin arrepentirse por ello, que hombres que caigan en los mismos pecados y luego elijan el arrepentimiento. Dicho con un ejemplo: necesariamente caben más glotones en el amplio cuarto círculo del Infierno que en la sexta cornisa del Purgatorio; por ende, Dios sabe que habrá más glotones no arrepentidos que glotones arrepentidos…

Sin embargo, uno no debe olvidar un aspecto fundamental: del Infierno no se sale; del Purgatorio, si se cumple la penitencia correspondiente, sí. Es lógico que el foso infernal reserve vastos espacios para las faltas más comunes, mientras que el Purgatorio puede darse el lujo de ofrecer menos lugar a esos pecadores: por ser más leves sus faltas, las purgarán más rápido para ver a Dios en el Paraíso, dejando libre su lugar en la montaña para otras almas recién llegadas.

Queda por resolver el tema de la finitud del espacio infernal. ¿Sería capaz la humanidad de colmarlo algún día? Se diría que, por la maldad que el género humano alberga, sí; aunque, por esa misma maldad, puede que la raza humana se extermine a sí misma antes de contar con suficiente población como para llenar el Infierno dantesco.

De completarse el cupo, es probable que las almas, no corpóreas, puedan superponerse en un mismo espacio. De todos modos, el hacinamiento podría convertirse en un suplicio extra, común a todos los círculos.

Me gusta!

Anuncios

10 pensamientos en “La capacidad del Purgatorio

  1. Claro. Da la sensación de que en el infierno jamás habrá libro de quejas. Algo así como el tren Sarmiento. Es tómalo o tómalo.
    Ahora… las prácticas monopólicas del cristianismo son un poco abusivas. ¿Desde cuándo las leyes son retroactivas? ¿Qué culpa tiene ese pobre campesino griego si creía que Zeus era lo más?
    En fin, lo que se dice “injusticia poética”.

  2. Matías: supongo que, en el Sarmiento, Lucifer sería el maquinista… Nuestro equivalente en Córdoba es prácticamente toda la flota del transporte público, al menos desde 2001 a la fecha.

    Respecto de la retroactividad de las leyes en la Comedia, totalmente de acuerdo: es un truco de Dante para incluir al mundo antiguo dentro de su cosmovisión cristiana. Pero si algún día caemos en el Infierno, verás que eso tiene sus ventajas… al menos si nos toca ir al Limbo (ver “Una temporada en el afterworld dantesco“)

    Gracias por el comentario.

  3. Hay un par de razonamientos perturbadores. En principio, si Dios sabe que habrá más glotones no arrepentidos que glotones reafirmados, entonces el libre albedrío es una farsa (chui, que descrubrimiento); la mirada produce el objeto como el médico victoriano producía la histeria. Pero no me angustia, creo que, mal que nos pese, Dios sabe con exactitud cuántos seremos y qué haremos de allí en más. Siempre lo supo. Dios desarrolló su master planned con la certeza de un loco. Yo soy un glotón arrepentido, pero seguramente iré al infierno por alguna otra causa, no lo sé; Dios sí.

    Martín, tus tratados sobre el purgatorio son endemoniadamente atractivos.

    Un abrazo

  4. Toty: Buenísimo lo que decís respecto del libre albedrío. Efectivamente, es el tema que subyace en toda la Comedia, todos los caminos y preguntas del texto descienden hasta ahí, a punto tal que hay algunos pasajes donde a Dante no le queda otra que poner el asunto sobre la mesa y explicar sus teorías al respecto. Amerita un post… y algo tenemos preparado, falta redondearlo.

    ¡Saludos!

  5. Qué bueno que sigas con la Divina. Realmente es un gran tema el del libre albedrío, en el Dante y también en la biblia, (epa!!). Espero el post con ansiedad de condenado.

    Nos vemos cuando no haya infierno
    un abrazo

  6. Pingback: Sumario #2 « El pez volador

  7. Pingback: El tedio del Paraíso « El pez volador

  8. Pingback: La forma del Infierno « El pez volador

  9. Pingback: Una temporada en el afterworld dantesco « El pez volador

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s